La comunicación incoherente viene del pensamiento desestructurado y educa audiencias superficiales

La comunicación incoherente viene del pensamiento desestructurado y educa audiencias superficiales

Soy muy fan de Kinépolis. Tanto que no he ido a otro cine desde hace 20 años. Además, muy fan de la sala 4DX. Vaya esto por delante, con mis disculpas por el screening que me he marcado. No hay animo de lucro y sí espíritu de mejora.

Esta última sala a la que me refiero es de esas en las que se mueven los asientos y hay efectos de aire, agua, humo, olores, etc. Una pasada de experiencia.

Ahora…

Antes de la sesión te ponen un vídeo con las medidas de prevención necesarias. Aquí mi screening.

¿Cuál es la cuestión?

El cierre del vídeo: «Y ahora, disfruta de la experiencia 4DX»

Foto de grupo

Todo mal

No se si os habéis fijado, pero de las 10 personas preparadas para disfrutar de la experiencia, 6 no pueden hacerlo por estar embarazada, lesionado, tener presuntos problemas de corazón, cuello o espalda, medir menos de 100cm, ser un bebé o, sencillamente, ser un empleado en jornada laboral.

Llámame tiquismiquis, pero no soy capaz de pasar por alto una incongruencia de este tamaño.

Hace tiempo había una campaña de un seguro de hogar en la que ‘Manolito’ iba a coger una cosa de la estantería y la tiraba y varias situaciones similares. El anuncio decía «Manolito ha sido malo este año, pero sus padres están tranquilos porque tienen un seguro». Yo no paraba de pensar: «Manolito no es malo, es torpe. Y una sociedad que confunde la torpeza con la maldad, castiga igual a los que tienen mala intención que a los que no la tienen.»

En fin, que lo que vengo a decir es que se supone que somos profesionales de la comunicación y por ello, deberíamos dominar este arte de transmitir ideas sustanciales con coherencia. Sí, la presión y los timings son un problema, pero solo implica que hay que poner más esfuerzo y el esfuerzo es nuestra decisión de ser mejores.

No hace falta comunicar todo. Creo en el erotismo más que en la pornografía. Pero si no piensas profundo, la superficie está expuesta a este tipo de disonancias.

Si no comunicamos con coherencia, con un nivel de profundidad de pensamiento, estamos educando a la sociedad en no considerar los matices de las cosas y en pensar superficial y desestructurado…

.

.

.

Post navigation