PEGADO A LA BANDA (II)

PEGADO A LA BANDA (II)

Hace tiempo leí en la columna de Valdano una descripción de Beckham en la que decía que todos los entrenadores tenían la tentación de ponerlo en el centro del campo por su excelente desplazamiento de balón pero que nunca funcionó. En realidad, Beckham necesitaba la presión de sentirse atrapado entre la banda y el rival para sacar el pase magistral. 
Venía a decir que su talento solo afloraba bajo presión y, bajo presión, sacaba el máximo talento.

He recuperado esta historia porque hoy me acuerdo mucho de ella.

Creo que el talento real de Beckham era que, bajo una tremenda presión, no miraba un pase en corto sino que, en la presión extrema, era capaz de buscar una solución en un pase largo.

Es algo que admiro y que intento imitar. 
Cuando hay mucha presión en el corto, creo que lo inteligente es ejecutar una solución que, aunque sea ejecutada ahora, donde tiene incidencia es en el largo plazo.

Seguro que hacemos el “partido” más bonito
.
.
.

Post navigation