QUERIDO MARKETING, …CREO QUE HAS PERDIDO TU MAGIA

QUERIDO MARKETING, …CREO QUE HAS PERDIDO TU MAGIA
“Querido Marketing,
Lo nuestro no puede seguir.
Se que han sido muchos años en los que han pasado muchas cosas que ya son parte de nuestra vida, pero algo ha cambiado. No se si eres tu o soy yo o somos los dos, pero la cosa no funciona.
Me casé contigo porque la vida a tu lado era divertida, siempre pasaban cosas. Había altibajos, si, pero hasta en los momentos de fracaso estaba pasando algo. Ahora ya no.
Empezaste a querer controlarlo todo pero hay cosas que no se controlan, solo suceden. Ya se que una pareja va mejor cuando se habla, pero no puedes poner horarios a la conversación como si las cosas tuviesen que suceder en el momento en que tú has planificado. Aquello no era conversación, era rellenar el tiempo pactado hablando de nada.
Querías controlarlo todo. ¿te acuerdas aquel chiste que no me hizo gracia? Te enfadaste porque decías que tenía todos los elementos para ser gracioso: la situación, el personaje torpe, el listo y el giro sorprendente. Pero las cosas no funcionan así. Lo que hace gracia, la hace, y no puedes replicarlo artificialmente. Por cierto, si un día me hace gracia un chiste, no hace falta que me cuentes uno cada vez que me ves.
Me haces un regalo en cada fecha señalada. La que tienes marcada en tu calendario, a la hora que tienes señalada y el regalo que anotas a principio de año según tu planificación. Me acuerdo cuando llegabas un día y, sin motivo, me regalabas algo especial, cargado de mensaje. Eso fue lo que me enamoró de ti.
Te has encerrado entre las cuatro paredes de nuestro hogar y piensas que todo lo que sucede en el mundo está ahí adentro. El resto no te interesa, no tiene que ver contigo. Que sepas que ahí fuera hay gente maravillosa, gente real. Es gente que hace cosas espontáneas y que cambia el mundo viviendo la vida a su manera, no como tus análisis dicen que se debe de vivir o las cosas tienen que suceder. Los ejecutivos hacen disparates y los jóvenes sin estudios tienen momentos de reflexión. Pasan cosas querido Marketing.
Por cierto, la casa en la que vivimos la pagó tu padre, Comercial, igual que el colegio de los niños. No puedes estar criticándolo todo el rato, algo habrá hecho bien.
Te conocí a través de tu hermana Comunicación. Estabais todo el día juntas. Erais como Pili y Mili, no se sabía quien era cual. Pero vuestra personalidad era distinta y, cuando empezasteis a distanciaros, empezaron a verse las diferencias.
Lo que te voy a decir es duro y se que nunca me lo perdonarás, pero de quien realmente estuve enamorado siempre fue de la Comunicación. De su simpatía, de su espontaneidad, de su capacidad para empatizar, de cómo vive dentro del mundo real, de cómo deja a la gente vivir y busca entonces su sitio, sin tratar de condicionar la realidad para hacerse un hueco forzado. Ella te mira a los ojos. Conoce a gente diversa por lo que le aportan de nuevo y tiene una curiosidad desbordante, probablemente por eso es tan creativa y sociable. Decían que esa personalidad no era seria, que tenía que centrarse y buscar un trabajo de verdad… Fijate que ahora todos la andan buscando porque “tiene algo diferente”.
Querido Marketing, sigo enamorado de Comunicación y creo que debo de ir a buscarla.  Probablemente tengas razón, puede que sea una traición y estoy dando la espalda a estos años de experiencia, pero elijo ser fiel a algo más importante, a mis principios.
Gracias por estos años tan maravillosos pero creo que es lo mejor para los dos.”
 
.
.
.

Post navigation